La reivindicación de las comunas antiguas

pqn

Por allá por 1541, cuando Pedro de Valdivia fundaba la ciudad de Santiago en aquel valle rodeado de montañas y al cual lo atravesaba un, en ese entonces, torrentoso río que lleva por nombre Mapocho, las cosas eran muy distintas de cómo son hoy en día.

Fiel a su herencia española, Valdivia diseñó una ciudad desde el centro hacia afuera, siendo su punto inicial la famosa Plaza de Armas de Santiago. Alrededor de ésta se tejieron las más importantes avenidas de adoquines, las más hermosas casas coloniales, lo edificios de gobierno más emblemáticos. Vivir en el prestigioso centro de Santiago no era na’ cualquier cosa, señores.

Lo que nunca se imaginó es que al pasar los años y crecer la población de su ciudad, la gente empezaría a migrar hacia la cordillera, conquistando los campos, y poco a poco irían formándose nuevos sectores que pronto se denominaron comunas y así hasta el infinito nuestros días.

Hace unos días quise visitar esos suelos que fueron los cimientos para la ciudad en la que hoy vivo y que, en muchos casos, han quedado olvidados. En mi vagar por el “deep Santiago”, como le llamamos en modo de broma al centro de Santiago con un amigo, llegué al límite con una comuna que todos conocemos pero que pocos visitamos: Quinta Normal.

No hay nadie que no haya oído hablar jamás de la Quinta Normal, especialmente porque es uno de los pulmones verdes más grandes de Santiago. Pues bueno amigos, Quinta Normal es mucho más que un parque, es una comuna enterita y es sobre ella que hoy vengo a hablarles.

Al caminar por las calles de esta comuna se puede ver la historia. Las casonas antiguas y las veredas olvidadas son el reflejo latente del pasar del tiempo de aquellos sectores que, en otra época, albergaron la vida social más activa del Santiago colonial.

Pero basta acercarse al Metro para toparse de bruces con un moderno y elegante edificio de departamentos. En el cartel se lee “Inmobiliaria Nollagam”. Me sorprendo y decido averiguar si en las cuadras siguientes la historia se repite, y sí. Nollagam fue la pionera de las inmobiliarias en entrar a Quinta Normal y darle una nueva cara al sector.

fachada-san-pablo-2

No sólo te puedes topar con uno sino con varios edificios, veredas amplias con jardines y locales comerciales en las partes bajas de cada construcción, lo que ayuda a mover la economía y reactivar el sector, dice Ana Zúñiga, gerente comercial de Inmobiliaria Nollagam.

Empieza a notarse entonces cómo transcurre la vida aquí. Algunos vecinos del sector cambiaron las casas antiguas por departamentos nuevos, modernos y con finas terminaciones. Nuevos vecinos vinieron desde otras comunas, encantados con la vida de barrio que aquí perdura. El parque Quinta Normal también es un gran atractivo que invita a elegir este lugar para vivir.

42_Act__02Des2_

Si yo estuviera buscando comprar un departamento, ya sea para inversión o para vivir en él, esta comuna sería sin duda una opción potente. La vida de barrio antiguo pero con las comodidades de la modernidad está de moda y con los departamentos de Nollagam esa premisa se cumple al 100%.

hall-acceso(3)

Me explicaron desde la Inmobiliaria Nollagam que este es un sector en desarrollo y que es conveniente comprar aquí. Por la contingencia de la reforma tributaria y el aumento del IVA los departamentos se están vendiendo como pan caliente, algunos proyectos lucen en sus entradas un cartel con “70% VENDIDO”. Son buenos augurios para los inversionistas.

Luego de haber recorrido Quinta Normal, puedo decir que esta es la gran reivindicación de las comunas antiguas, de esas grandes avenidas y aquellas casas coloniales. Hoy las construcciones tienen otro aspecto y las avenidas ya no son de adoquines, pero la vida social está de vuelta y eso es lo que mantiene vivos los espacios.

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora