Argentina impulsa el crédito hipotecario al mayor nivel en 11 años

vivienda-gi

El acceso a la vivienda propia es uno de los desvelos de la clase media de Argentina, que el próximo día 9 votará a su próximo presidente. El crédito hipotecario en este país ha crecido con el Programa de Crédito Argentino (Procrear), que creó en 2012 el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, hasta el 1,6% del PIB, el mayor nivel de los últimos 11 años, pero aún se encuentra por debajo del 5,2% de 2001, año del colapso argentino, con el corralito y la posterior devaluación del peso, según un informe de la consultora Ecolatina.

Alfredo, empleado bancario de 38 años, casado con una trabajadora social y con dos hijos, alquilaba desde hacía siete años pisos en Buenos Aires y no podía encontrar un banco que le diese un préstamo hipotecario para acceder a la vivienda propia. En los bancos privados y públicos le pedían muchos requisitos para el financiamiento, sobre todo una nómina mucho más alta que la que tenía. Con el Procrear, que financia la construcción o la reparación de viviendas, Alfredo pudo tomar el préstamo

No obstante, debió mudarse de Buenos Aires, donde los terrenos son muy caros, a Chacabuco (191 kilómetros al oeste de la capital argentina), la pequeña ciudad de sus suegros, que le regalaron el lote, y además recurrió a sus ahorros para abonar el 40% del coste de la construcción para hacerse una casa un poco más amplia que la consta en el plan estatal.

Pese al impulso del Gobierno, el peso relativo del crédito hipotecario de Argentina se encuentra por debajo de la de casi todos sus vecinos latinoamericanos. En un informe de la Asociación de Bancos de Chile sobre 17 de los 19 países de la región, con datos de 2012, Argentina figuraba penúltima, solo por encima de Paraguay.

Panamá lideraba con préstamos hipotecarios que equivalían al 25% de su PIB, seguida por Chile (18,7%) y Costa Rica (14%). Más atrás aparecían México (9,1%), Brasil (6,8%), Colombia (5,3%), Perú (4,9%) y Venezuela (3,5%).

“El Procrear ha tenido tanto éxito que ya estamos a punto de dar 170.000 viviendas”, destacaba en abril pasado el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, aunque el programa está diseñado para llegar a las 400.000 viviendas. En la tercera economía latinoamericana tres de los 12 millones de familias viven en viviendas precarias, mientras dos millones de casas permanecen vacías.

Un contraste ante el que el colectivo de organizaciones sociales Habitar Argentina reclama “políticas públicas de regulación del suelo y los alquileres”.

 

Fuente: http://economia.elpais.com/economia/2015/08/15/actualidad/1439664046_245842.html

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora