Tips para construir tu vivienda aprovechando al máximo la eficiencia energética

granero2

La construcción sustentable está de moda por estos días y no sólo por los beneficios que aporta al medio ambiente, también por los que puede traer en cuanto a ahorro energético.

Una vivienda construida a modo de emplear al máximo la eficiencia energética puede disminuir considerablemente sus gastos de electricidad tanto en iluminación como calefacción o ventilación.

Para ayudarte a fabricar tu casa de la manera correcta y así sacarle el mejor provecho a los beneficios de la naturaleza, en GOPLACEIT.COM hemos compilado 3 factores que debes tener en cuenta cuando comiences a levantar tu vivienda.

Estos tres factores son válidos y están pensados para países que tengan climas mixtos (fríos y cálidos) y que necesiten de calefacción y refrigeración. Como es el caso de Argentina, Chile, Perú o Uruguay en el hemisferio sur.

  1. La Orientación:

Construir la casa con la orientación correcta es la primera clave para poder aprovechar, tanto la luz como el calor del sol, ya sea en verano o bien en el invierno. Una buena orientación puede disminuir o incluso eliminar el uso de calefacción durante el invierno, utilizando sólo la energía solar para calentar el ambiente o la necesidad de enfriamiento en invierno.

La posición del sol cambia durante el año, teniendo considerables diferencias en cuanto a su altura y ángulo entre invierno y verano. (ver imagen)

PD-Orientation-SunAngles-03_fmt.png

Como el sol de verano es más alto que el de invierno, un alero sobre las ventanas en el ángulo indicado puede lograr tapar el sol durante el verano pero permitir su entrada durante el invierno.

PD-Orientation-DailySolarRadiation-03_fmt.png

Para saber hasta dónde es necesario que llegue dicho alero, o bien el techo si es que aún no ha sido construido, es preciso hacer un pequeño cálculo.

calculo.png

Primero mide la altura entre el techo y el final de la ventana que mira hacia el norte. Calcula el 45% de esa cifra y tendrás el ancho de tu alero, desde la muralla hasta su término. (ver imagen arriba)

Este modelo está pensando en construcciones ubicadas al sur de la latitud 27.5 que corresponde en Chile a la ciudad de Copiapó y en Argentina a la ciudad de Resistencia.

También se puede lograr el mismo efecto plantando un árbol caduco frente a las ventanas, que te proteja del sol durante el verano, pero que al perder sus hojas en invierno permita el paso de los rayos solares para calentar el ambiente.

arbol.png

Además recomendamos orientar hacia el norte las habitaciones que tu y tu familia más utilicen, para hacerlas más eficientes. Por otro lado, las habitaciones que apunten hacia el sur deben minimizar al máximo su contacto con el exterior: paredes más gruesas, ventanas más pequeñas, etc.

2. Las murallas:

Orientar murallas y ventanas hacia el norte. Murallas altas en una casa orientada al norte permite minimizar la exposición al sol en verano y maximizarlo en invierno.

En verano el sol está alto en el cielo y aleros de la casa detienen la luz solar directa para prevenir la entrada por las ventanas.

El sol del invierno es bajo y puede pasar por debajo de los aleros para entrar por ventanas y calentar los muros aumentar así lo que se llama masa térmica de la casa, lo que se traduce luego en menos calor necesario para calentar la misma. Así,  según sea material de la casa ésta incluso puede guardar calor para ser emitido durante la noche para cuando la temperatura del dormitorio sea inferior al de la muralla.

3. Investigar el clima local y otros…

Sin duda, la eficiencia térmica de una casa depende de muchos otros factores como materiales de construcción, aislamiento térmico utilizado, tipo de ventanas, tipo de techo, altura del techo, ventilación pasiva en el interior, etc.

Todos los factores ambientales son importantes e influyen en la calefacción o refrigeración de un hogar, por eso es importante poner atención a todos ellos:

Por ejemplo la dirección de la brisa fresca, vientos calientes, fríos vientos, vientos húmedos.

Analizar el impacto de las características geográficas locales sobre las condiciones climáticas, como cerros, bosques o inclinación del terreno.

Evaluar el impacto de los edificios adyacentes y el paisaje existente, como árboles cercanos, sombras de casas vecinas, edificios, etc.

Ahora ya sabes, si tienes un proyecto de vivienda esperando ser construido y diseñado, emplea estas técnicas de eficiencia y disminuye tus costos eléctricos a final de mes. También estarás ayudando al planeta emitiendo menos gases de efecto invernadero al ambiente.

Haz la prueba y cuéntanos cómo te va. Si tienes otros tips como estos, compártelos con nosotros.

 

*Para efectos del hemisferio Norte, la orientación ideal siempre será el SUR.

Fuente: http://www.yourhome.gov.au/passive-design/orientation

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora