En 10 años, la vivienda nueva se encareció 150 por ciento en el país

dolar

En el 2005, una familia de clase media, en estrato cuatro, para comprar un apartamento de unos 65 metros cuadrados en la ciudad de Bogotá, tenía que pagar unos 63 millones de pesos, aproximadamente.

Hoy, si esa misma familia se quiere dar el lujo de estrenar una vivienda de características similares, deberá sacar de su bolsillo unos 167 millones de pesos, cifra que incluye los aumentos anuales en el costo de vida. En otras palabras, hoy le toca pagar 2,6 veces el valor de hace 10 años.

De esta magnitud ha sido el incremento que entre el 2005 y el 2014 han tenido los precios de la vivienda nueva en el país, luego de que el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) revelara que solo durante el año pasado el valor de las unidades habitacionales para estrenar en el país registrara un repunte del 9,47 por ciento.

Según las cuentas de la entidad, el año pasado en todo el territorio nacional las casas fueron las que más subieron de precio, pues la variación de precio fue del 16,8 por ciento, mientras el costo de los apartamentos nuevos en el último año repuntó un 8,63 por ciento.

Aunque en los últimos años Bogotá ha liderado las alzas en el costo de la vivienda nueva, en el 2014 el primer lugar de la variación fue para Barranquilla, donde los incrementos fueron del 15,3 por ciento. En esta ciudad, las personas de estrato medio asumieron la mayor alza, al registrarse un repunte del 22,08 por ciento en el valor de la vivienda nueva para este segmento. En el estrato medio, le siguieron en Bogotá (aumento del 13,2 por ciento) y Medellín, donde el costo entre un año y otro subió un 10,99 por ciento.

De las ciudades principales, la única en donde los precios cayeron el año pasado para el estrato medio fue Pereira; allí, para este segmento de la población, una vivienda redujo su costo en un 3,1 por ciento.

Tres causas

El presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, Jorge Enrique Gómez, asegura que la razón principal ha sido la escasez de suelo, situación más notoria en Bogotá en los últimos cinco años; pero también en otras ciudades del país los suelos son relativamente escasos, ya que ninguna ciudad está relativamente bien planificada desde el punto de vista de los planes maestros.

“Todavía las administraciones municipales y distritales, de pequeñas y grandes ciudades, no son muy duchas en esto. Se dejan llevar por el desarrollo orgánico de la ciudad, si se quiere, y que no deja de ser desordenado”, señala Gómez.

Se estima que en el caso de las unidades de interés social (VIS), el peso del valor del suelo es del orden del 10 por ciento de la estructura total de costos directos e indirectos. En propiedades industriales o comerciales, puede pesar hasta un 25 y 30 por ciento, dependiendo del rango en el que se vaya ubicando el proyecto y el tipo de edificación que se quiera hacer.

Según Gómez, en función del rango y del estrato, la variable suelo tiene un peso en el costo total de la vivienda de entre el 15 por ciento y el 30 por ciento, y los porcentajes más altos corresponden a los estratos más altos y a las edificaciones de más costo y con mejores acabados.

Asimismo, en la última década, una familia de clase media ha incrementado su poder adquisitivo en un 50 por ciento. Entonces, con mayor poder adquisitivo y menor oferta, necesariamente se induce a un incremento en los costos, señaló el directivo.

“La gente está presionando por comprar, y si la demanda no está siendo atendida con la misma velocidad”, los precios tienden a subir.

Un tercer factor es que la situación económica del país ha sido positiva en términos generales en los últimos 10 años; entonces, la gente tiene más confianza en el sector real.

Además, recientemente, debido a las crisis observadas en el mercado bursátil, particularmente con la comisionista Interbolsa, muchos inversionistas que estaban con algunos fondos o que querían capitalizar algún dinero a través de las fuentes financieras prefieren, más bien, congelar o invertir en propiedad raíz, porque “esa no se la llevan”, lo cual presionó aún más la demanda.

Fuente: http://www.eltiempo.com/economia/sectores/costos-de-vivienda-en-colombia-se-han-incrementado-en-un-150-por-ciento-en-10-anos/15471020

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora