Desarrolladora argentina se expande en el segmento de los condominios de lujo de Miami

12-melo-group-presidente

El grupo desarrollador Melo Group no forma parte de la ola de nuevas inversiones argentinas que en los últimos dos años llegó al mercado inmobiliario de Miami.

Por el contrario, la familia Melo llegó a la península de la Florida en el 2001, cuando la economía argentina la obligó a buscar nuevos horizontes.

Desde entonces, se han convertido en una de las compañías más grandes de construcción de condominios y unidades de rentas en el downtown de Miami. Hoy tienen treces proyectos en la ciudad y 38.000 unidades en marcha entre Miami y West Palm Beach.

Quizás el proyecto más pretencioso que tienen en carpeta es Aria on the Bay, un condominio de lujo de cincuenta pisos que estará sobre la Bahía de Miami. La torre tendrá 647 unidades y los precios van desde los u$s300.000 hasta más de u$s4 millones. El edificio también tendrá un espacio comercial en la planta baja y varios pisos de oficinas. La construcción, que demandará unos u$s500 millones, va a comenzar en unos meses y se finalizara en el 2017.

Además, la compañía también lanzó Melody, una torre de lujo de rentas para los profesionales que trabajan en el downtown de Miami. El edificio de 36 pisos tendrá 497 unidades. La construcción finalizara para comienzos del 2016.

La empresa también es propietaria de terrenos en Miami que le permitirán construir más o menos otras 2.000 unidades residenciales.

Martín Melo, quien junto a su padre Jose Luis y su hermano Carlos llevan adelante la empresa, asegura que el mercado de Miami todavía tiene potencial. “Los precios de las viviendas todavía no han tocado su techo.

Están más baratos que muchas ciudades de Latinoamérica, por eso los compradores siguen viniendo”. Secreto

Seguramente una de las claves de la expansión de Melo fue la apuesta que hicieron por una zona que nadie consideraba. En 2004, empezaron a comprar terrenos sobre la bahía en Edgewater, al Norte del Downtwon Miami. En ese entonces, la zona se caracterizaba por su crimen y vagabundos durmiendo en la calle. Ellos empezaron a construir edificios de renta y eventualmente de condos y hoy día, es una de la zonas más de moda para construir condos lujosos. El valor de los terrenos se ha triplicado en los últimos años en Edgewater debido a su popularidad.

Financiación garantizada

Melo Group fue una de las primeras desarrolladores que comenzó a utilizar en Miami la estructura en la cual un comprador paga 50% del costo de un condo por adelantado para que el desarrollador pueda usar ese dinero para construir la torre, ya que los bancos son reticentes a prestar grandes cantidades de dinero para construir condos en Miami.

Esta iniciativa a provocado un boom de construcción de condominios en Miami y la exportación de ese modelo de negocios a muchas ciudades de Latinoamérica.

Además, también se animaron a comprar tierras a lo largo del Miami River durante la recesión. Eso les ayudo a construir un edificio de
renta moderno a un bajo consto. Desde entonces, el rio se ha puesto de moda y los precios de terrenos se han disparado. Además, otra de las estrategia utilizadas por la familia Melo es construir edificios cerca de las paradas del transporte público.

Desde sus inicios en 1948, la empresa ha realizado cerca de cincuenta proyectos, que ofrecen un total combinado de más de 5.000 unidades residenciales. Además, la compañía tiene intereses en Buenos Aires, Montevideo y Punta del Este.

Un mercado que atrae a cada vez más empresarios locales

En los últimos dos años, reconocidos empresarios argentinos vieron en el mercado inmobiliario de Miami una excelente opción para reinvertir sus ganancias. Así, se conocieron los proyectos que decidieron llevar adelante referentes del empresariados nacional como Alfredo Coto, Eduardo Costantini, Sergio Grosskopf y Alan Faena, entre otros.

A mediados de este año, el supemercadista argentino Alfredo Coto pagó u$s 125 millones por un terreno ubicado junto a la Bahía de Biscayne, en Miami.

El vendedor es otro empresario de origen argentino, Alfredo Lowenstein, quien junto a su hijo Diego y el desarrollador de origen italiano Ugo Colombo llevan adelante, a pocos metros de ese terreno del Downtown de Miami, el Epic, un desarrollo de condominios de lujo y hotel.

Eduardo Costantini está construyendo una torre de vidrio de 28 pisos que será parte instalación de arte, parte desarrollo residencial. Además de las comodidades habituales, Oceana Bal Harbour, diseñada por Arquitectonica, contará con dos obras de arte de Jeff Koons con un valor de $14 millones.

Costantini, conocido en la Argentina por ser el desarrollador de Nordelta, también encara la construcción de dos torres de lujo en Miami.

Con una inversión de u$s550 millones, Alan Faena busca replicar en Miami Beach el modelo de viviendas, hoteles y centro de arte que utilizó en Puerto Madero

No muy lejos, los desarrolladores argentinos Sergio y Manuel Grosskopf de Château Group están desarrollando su primer proyecto importante en los Estados Unidos, el Château Beach Residences en Sunny Isles Beach, que contará con 84 unidades de condominios con precios desde $1.5 millón.

“El volumen de inversión de los argentinos se ha acelerado en los últimos años”, corrobora Alicia Cervera Lamadrid, socia directora de Cervera Real Estate, grupo inmobiliario con sede en Miami.

Más allá de las grandes inversiones de los desarrolladores también es cierto que una buena cantidad de compradores de inmuebles son de nacionalidad argentina.

 

Fuente: http://www.diariobae.com/notas/35306-desarrolladora-argentina-se-expande-en-el-segmento-de-los-condominios-de-lujo-de-miami.html

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora