Edificios en busca del sello verde

selloverde

La edificación verde cada vez toma más fuerza, y Chile no es la excepción. Uno de los parámetros para medir cuán sustentable y verde es una construcción es la certificación LEED. A la fecha hay edificios que lo tienen.

En 2013, y según el Chile Green Building Council, Chile estaba séptimo en el mundo, con 27 edificios certificados ya construidos y 175 proyectos en proceso: 202 en total. Eso pone al país en una posición destacable a nivel mundial.

Esta certificación, otorgada por el US Green Building Council, contempla diversos aspectos: sitios sustentables, energía y atmósfera, eficiencia en el uso del agua, materiales y recurso, calidad ambiental interior e innovación en diseño. La idea es que quienes vivan en un edificio verde gasten menos en transporte y que la ciudad se beneficie también con menos contaminación y menos gasto energético en movilización.

Sector residencial

Según señala el estudio “Sustentabilidad en Chile: Tendencia del mercado”, realizado por la Consultora Colliers International, respecto a la oferta habitacional, aunque menor, desde enero del año 2011 se han inscrito 16 proyectos de edificios habitacionales, emplazados todos en el sector oriente de Santiago, donde un 81% de éstos se concentra en las cercanías del eje Las Condes, entre Estoril y Avenida La Dehesa, reflejando un público objetivo con intereses específicos, lo que podría significar una apertura del mercado a una nueva forma de habitar.

Ejemplo de edificios habitacionales que postulan al sello LEED son dos proyectos de Inmobiliaria Aconcagua. “Nuestra misión como inmobiliaria es crear espacios que las personas sueñan vivir. En consecuencia, creemos firmemente que podemos mejorar la calidad de vida de nuestros clientes y de las futuras generaciones a través de proyectos sustentables. En este escenario, la certificación LEED es un sistema mundialmente reconocido difundido principalmente en Estados Unidos, que nos permite desarrollar, medir y estandarizar con un alto nivel de exigencias nuestros proyectos de edificios en el ámbito de la sustentabilidad”, señala a Revista Casas Juan Pablo Domínguez, Gerente Desarrollo Edificios de Inmobiliaria Aconcagua.

Actualmente la compañía tiene tres proyectos en la zona oriente de Santiago que están en las distintas etapas del proceso de certificación LEED.

Valle San Francisco, un conjunto de siete edificios orientado principalmente a la familia y ubicado en la parte alta de la comuna de Las Condes, tiene dos de ellos con Certificación SILVER, dos en su proceso final de certificación y tres en pleno proceso. Por otra parte, el edificio Rafael Sanzio, ubicado a pasos del metro en la comuna de Las Condes, actualmente está en su fase final de certificación y se espera durante este primer trimestre del 2014 lograr la segunda certificación SILVER.

Por último, el edificio Alto Tamarugo, ubicado en la comuna de Vitacura, es un proyecto de alto estándar que debería obtener su certificación a principios del 2015. “Las características principales de estos proyectos, que trascienden el estándar tradicional de los edificios de nuestra ciudad, está en el tratamiento adecuado de las envolventes mediante EIFS (Sistema de Aislación Exterior y Acabado Final), griferías y WC de bajo consumo, paneles solares, calderas de condensación, reciclaje de aguas grises, ventanas termopanel y pasillos de espacios comunes con sistemas de inyección de aire, entre otras innovaciones”, prosigue el ejecutivo de Aconcagua.

“Nuestra intención es continuar con esta iniciativa que comenzamos a fines del 2009 y el desafío consistirá en ampliar a la mayor cantidad de segmentos la incorporación de iniciativas de carácter sustentable. Actualmente los proyectos que están con Certificación LEED y en proceso de certificación están concentrados en la zona oriente de Santiago, pero también contamos con proyectos terminados en otras comunas y ciudades de Chile con desarrollos concretos de eficiencia energética, como por ejemplo, Brisas de Costa Laguna en Antofagasta y Barrio Inglés en Temuco”, finaliza Juan Pablo Domínguez, de Inmobiliaria Aconcagua.

Â

En regiones la oferta también es interesante. Destaca el edificio El Vergel, de Constructora Inmobiliaria Dadelco, proyecto que en la actualidad comercializa las últimas unidades de departamentos. Mayor eficiencia energética y un menor consumo de energía y agua gracias a una mayor aislación térmica, calderas de alta eficiencia, paneles solares y materiales de construcción de baja emisión de compuestos volátiles, son las características de este edificio habitacional ubicado en Temuco, que está en proceso para obtener su certificación LEED. Las novedades más importantes del edificio tienen que ver con los elementos añadidos al diseño, para cumplir con los requerimientos de la certificación.

Es así como se incorporaron paneles solares para calentar agua en la cubierta del edificio, la envolvente se realizó con sistema EIFS, que mejora la aislación del edificio y que está por sobre la exigencia establecida en la norma chilena. Todo esto se complementa con un sistema de calderas de alta eficiencia, que trabajan en conjunto con los paneles solares. De esta manera, el edificio consumiría menos energía en calefacción para generar agua caliente, por lo tanto en un menor gasto para sus residentes.

El proyecto también con

sidera artefactos y grifería de bajo consumo de agua, materiales de construcción de baja emisión VOC (Compuestos Volátiles Orgánicos – como gasolina o acetona), se incorporó un área para estacionamientos de bicicletas y para autos eléctricos en el subterráneo. Con este proyecto, Temuco se incorpora al grupo de ciudades que contarán con edificios para el siglo XXI.

Sector oficinas

En el sector de oficinas hay varios proyectos ya certificados y otros en vía de certificación.

Inmobiliaria Vertical inició la construcción de un nuevo proyecto, Vista Kennedy, en la esquina de Avenida Kennedy Lateral con Las Tranqueras, orientado a satisfacer las necesidades de los clientes de corporaciones y grandes compañías, que buscan un espacio de nivel superior en un barrio de alto perfil y con excelentes alternativas de conectividad. Vista Kennedy, cuya inversión asciende a US$20 millones, es un edificio de 9 pisos con oficinas desde 75 m² hasta plantas libres de 650 m² y placa comercial de alta categoría en el primer piso, diseñado por PLANNEA Arquitectura, cumpliendo con todas las exigencias de calidad, tecnología y sustentabilidad que caracteriza a los proyectos de Inmobiliaria Vertical.

Se trata de un desarrollo clase A, que cuenta con certificación LEED, cumpliendo con características orientadas al uso eficiente de la energía, el agua, la correcta utilización de materiales, el manejo de desechos en la construcción y la calidad de ambiente interior en los espacios habitables.

Entre sus atributos sustentables, Vista Kennedy cuenta con muros cortina de termopanel para regular la temperatura y luz en el interior, ascensores de última generación, estacionamiento especial para bicicletas, duchas, camarines, control de accesos con tarjetas magnéticas, además de modernos sistemas de climatización, grupo electrógeno, sistema contra incendios y de seguridad que funcionan a través de un control centralizado.

El edificio de oficinas Live Costanera en tanto, utiliza un sistema de eficiencia energética que se orienta a la reducción de consumo, adoptando una postura respetuosa con el medio ambiente. Este proyecto posee certificación Leed. Su fachada con quiebrasoles verticales permiten reducir la exposición directa del sol logrando una disminución de los índices de radiación y por consiguiente una rebaja en los costos de energía de aire acondicionado, sin aminorar la luminosidad interior ni las vistas. La venta de sus oficinas fue un éxito; antes de comenzar las excavaciones, las oficinas se habían vendido completamente.

En el centro de Santiago, en calle San Martín, hay cinco proyectos de torres de oficinas. Destaca el proyecto Nuevo Mackenna, de Inmobiliaria Nueva Mackenna, ubicado a pasos de San Martín con General Mackenna. “Inmobiliaria Nueva Mackenna hace más de 20 años ha creído que Santiago Centro es un centro de negocio de primer nivel, siendo pionera en el desarrollo de oficinas tipo A en esta zona con los edificios Nuevo Santiago, y ahora con este nuevo emprendimiento”, señala a Revista Casas José Luis Macchi, arquitecto y socio de Boza Arquitectos, empresa a cargo del proyecto.

Consta de dos volúmenes de 12 pisos y 6 pisos de altura en fachada continua, incorporando una plaza interior entre ambos edificios de acuerdo a las nuevas condiciones del Plano Regulador de Santiago para esta zona, pudiendo desarrollar 30.000 m² de plantas libres de oficina, 5000 m² de locales comerciales en primer piso y 15.000 m² de estacionamientos subterráneos. A su vez las oficinas se podrán organizar en 3 edificios de 10.000 m², cada una con hall y administración independientes pero conjugando un edificio común.

“Nueva Mackenna será un centro de negocio distinto, al plantearse como una unidad integrada dentro del tejido urbano de Santiago Centro. El proyecto tendrá Certificación LEED plata, básicamente por cumplir con los requerimientos exigidos de buena ubicación, bajo consumo de energía eléctrica y de agua, uso de materiales sustentables en la construcción, excelente iluminación natural, áreas verdes, fachadas ventiladas al poniente y estacionamientos de bicicletas con su correspondientes camarines y duchas”, comenta José Luis Macchi.

El 3 de marzo del año 2006, con el registro del proyecto Titanium La Portada (ver recuadro), se dio inicio formal al desarrollo de edificios sustentables certificados en Chile. Es así como la certificación LEED pasó de ser una innovación en el sector inmobiliario, a una demanda de los futuros ocupantes, reflejándose en un aumento progresivo desde el año 2006 a la fecha. Y sigue en aumento.

Parque Titanium

Uno de los proyectos más emblemáticos que se construyen hoy en Santiago y que será entregado en 2014, entregando a la ciudad un espacio público de encuentro y esparcimiento, será Parque Titanium del arquitecto chileno Abraham Senerman y su oficina Senarq, el mismo que levantó Titanium La Portada.

Considera tres edificios de oficinas de 23 pisos cada uno, un zócalo que atraviesa las tres torres y que aspira a ser un boulevard gastronómico, además de un moderno centro de convenciones con capacidad para aproximadamente 1800 personas.

El proyecto fue diseñado para que los tres edificios estuvieran conectados, pero que a la vez, cada uno tuviera su independencia en lo que a accesos, seguridad y operación se refiere. Es así como cada edificio cuenta con tres accesos peatonales, que se suman al acceso que tienen desde el parque.

Desde su diseño, Parque Titanium fue configurado como un edificio verde, con tecnología que le permitirá importantes ahorros en el consumo de los recursos, así como disminuir al máximo su impacto en el entorno. Al igual que su antecesor, Torre Titanium La Portada, Parque Titanium contará con certificación LEED, que ya cuenta con una pre certificación por el proyecto y que será confirmada con la entrega a principios del 2014. Uno de los elementos diferenciadores del proyecto es la utilización de la geotermia en su sistema de climatización. Esta innovación consiste en la utilización de la energía proveniente de las aguas ubicadas a nivel de los subterráneos del edificio, entre los 11 y 15 metros de profundidad, aguas que mantienen una temperatura promedio de 15ºC.

 

Fuente: http://www.publimetro.cl/nota/casas/edificios-en-busca-del-sello-verde/xIQnhl!4zuU9PVwi13vY/

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora