Índices de Precio y acceso a la vivienda en México

economista

Manuel Aguirre, Economista Director Comercial.

El precio de la vivienda en México subió un 5% en el primer trimestre de 2014 respecto al mismo período del año anterior, de acuerdo con el Índice Oficial del Precio de la Vivienda mexicano construido con la colaboración de la empresa española AIS Group.

La subida es especialmente destacable en Distrito Federal, donde se ha situado en el 8%. Le siguen los estados de Tlaxcala, con un incremento ha sido del 7,2%, y el de México, donde residen más de 15 millones de personas, que ha subido un 6,1% en el último año. En otras zonas muy pobladas como los estados de Veracruz o Jalisco, en cada uno de los cuales viven cerca de 7,5 millones de personas, la variación del precio de la vivienda
quedó en el 4,5%, por debajo de la media nacional.

En las zonas con un mayor índice de turismo de México como Baja California Sur y Quintana Roo, el ritmo de aumento del precio queda entre el 2,5% y el 2,7% también muy por debajo del 5% del conjunto del país.

En el apartado de la vivienda usada, la variación en el último ejercicio equivale a un incremento del 7,1%, frente al 3,7 % de la vivienda nueva. Por su parte, el precio de la vivienda económico-social subió, entre 2013 y 2014, un 4,6%, mientras que la residencial lo hizo en un 5,1%.

El Índice del Precio de la Vivienda (IPV) en México es un indicador trimestral que mide los cambios en la valoración económica de las propiedades inmuebles. La fuente de información más importante procede de las agencias de valoración, que realizan avalúos (tasaciones) de las distintas propiedades. Concretamente, contiene una media anual de tasaciones de 500.000 viviendas, distribuidas uniformemente en el tiempo durante el año y
su alcance geográfico abarca todo el territorio nacional mexicano, con sus 32 entidades federativas.

Dado que la localización y las características de los avalúos evolucionan con el tiempo, los precios tienen que ser ajustados por los cambios en su calidad. Para satisfacer este propósito, el IPV desarrollado trabaja usando un modelo hedónico, que permite corregir los índices construidos en base a medidas simples, donde no se tiene en cuenta qué ocurre con cada tipo de inmueble. Es decir, en un período de dificultad puede darse que se vendan en mayor cantidad y más baratas, casas de una calidad inferior. No obstante, las casas de mejor calidad puede que no bajen de precio. Simplemente no se venden. Si se analizara con un índice basado en media simple, el resultado sería que el precio de la vivienda cae a nivel general, cuando no es así. Con un método hedónico, como el utilizado en México, se corrige este efecto y se ofrece la evolución del precio en los distintos tipos de inmuebles.

El índice de precios mexicano tiene dos peculiaridades principales si se compara con el índice de precio oficial del Instituto Nacional de Estadística español. La primera es la fuente de información principal. En México son las tasaciones de las agencias de valoración y en España son las operaciones de compra-venta.

La segunda es que en México no se toma como referencia el precio por m2, sino el valor medio de una vivienda. Es decir, se tiene en cuenta no sólo cuántos metros cuadrados tiene el inmueble para valorarlo, sino cuáles son sus características: número de habitaciones, de plantas, localización, estacionamientos,  terraza, etc.

La información que aporta el índice oficial mexicano del precio de la vivienda es muy importante de cara a que la administración pueda tomar las medidas políticas y económicas oportunas para favorecer el acceso a la vivienda de la población, una de las principales preocupaciones en cualquier país, así como para los compradores de vivienda para conocer su límite de asequibilidad.

Fuente: http://www.notimerica.com/mexico/noticia-indices-precio-acceso-vivienda-mexico-20140809095937.html

 

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora