Crystal Lagoons se lanza a la conquista de EE.UU. con sus piscinas gigantes

projects

La multinacional chilena Crystal Lagoons, especializada en la construcción de lagunas artificiales, se lanza a la conquista de Estados Unidos después de consolidarse en América Latina y tras un primer desembarco en Oriente Medio y Asia.

“El mercado estadounidense es ahora nuestra gran prioridad en la siguiente fase de expansión de nuestro negocio”, dijo hoy en una entrevista a Efe en Nueva York el máximo responsable de la empresa en Estados Unidos, Kevin Morgan.

Crystal Lagoons, fundada hace menos de una década en Chile, tiene en la actualidad más de doscientas piscinas gigantes en medio centenar de países, de los que el 40 % están en América Latina, el 25 % en Oriente Medio y el resto en Asia y Europa.

Los números que manejan en la multinacional chilena invitan al optimismo: en los próximos quince años estiman que podrían tener hasta un total de 14.000 nuevos proyectos en todo el mundo, lo que supone casi un millar por año.

Solo en Estados Unidos están trabajando ya en treinta proyectos, según Morgan, cuatro de los cuales se presentarán en sociedad esta misma semana, concentrados en cinco áreas prioritarias del país, con Florida como joya de la corona.

Con una inversión total que ronda los 9.000 millones de dólares, según los datos facilitados por Crystal Lagoons, las miradas de la multinacional chilena están puestas también en los estados de Arizona, California, Nevada y Texas.

“Mi objetivo a corto plazo es tener al menos un proyecto abierto en cada una de nuestras zonas prioritarias antes de 2015 y cerrar, por lo menos, un centenar más. Si no, algo mal estaremos haciendo”, dijo a Efe el consejero delegado de la filial estadounidense.

Más allá de la apuesta por EE.UU., la firma chilena tiene en el punto de mira otros mercados como Portugal y España, “donde la crisis ofrece grandes oportunidades inmobiliarias”, y países como Brasil, Colombia o México.

La empresa fue fundada en 2007 por el bioquímico Fernando Fischmann, obsesionado durante años con rentabilizar unos terrenos frente a la playa del Algarrobo, en el centro de Chile, en los que era imposible bañarse por sus frías aguas y su peligrosidad.

Tras años de investigaciones dio con una tecnología que permite tener grandes recintos de agua y en estado cristalino a muy bajo coste, llevando el sueño de la vida idílica de playa a cualquier rincón del mundo.

El primer proyecto se construyó en Sal Alfonso del Mar, a las afueras de Santiago, una laguna artificial de ocho hectáreas con aguas cristalinas frente al Pacífico que entró en 2007 en el libro Guinness de los récords como la piscina más grande del mundo.

Hace cuatro años terminó otro de sus proyectos emblemáticos en el balneario egipcio de Sharm el Sheij, con una laguna artificial de 12,5 hectáreas, acaba de abrir en Cabo San Lucas (México) y ya están en la primera fase de otra gran piscina de 40 hectáreas en Dubai.

Además de sus proyectos dirigidos al sector inmobiliario, la empresa ve gran potencial en el uso de su tecnología en lagunas artificiales para suministrar agua de enfriamiento a las plantas termo-eléctricas, y hace unos meses abrió el primero en Chile.

También trabajan en un tercer tipo de proyectos, las lagunas artificiales flotantes, que permiten potenciar los atractivos turísticos de grandes cuerpos de agua cuyo recurso hídrico ha perdido calidad, como en el caso del East River de Manhattan.

“Crystal Lagoons”, cuya tecnología está patentada en 160 países, ofrece servicios de franquicia por proyecto y desarrolla desde el diseño conceptual hasta el soporte técnico y mantenimiento y la consultoría de marketing.

Fuente: EFE, http://www.caracol.com.co/noticias/entretenimiento/crystal-lagoons-se-lanza-a-la-conquista-de-eeuu-con-sus-piscinas-gigantes/20140625/nota/2292165.aspx

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora