Buenos Aires, con oficinas muy baratas

t-982-347-areadesk-con-ima-genes

La combinación de devaluación del peso y falta de clima de negocios provocó que Buenos Aires se convirtiera en la capital con las más oficinas más baratas de la región, compitiendo palmo a palmo con Lima y con valores de alquiler equivalente a menos de la mitad de los que se pagan en San Pablo o en Río de Janeiro.

Históricamente, la capital argentina era una de las ciudades más buscadas por las multinacionales que venían a hacer negocios de la región, pero hoy ofrece precios de alquiler de oficinas clase A -las pretendidas por las grandes compañías- que se encuentran entre un 10 y 20% por debajo de los valores que se pagan en ciudades como Bogotá o Santiago de Chile, que hasta no hace mucho tiempo cotizaban claramente por debajo de Buenos Aires.

En el mercado inmobiliario sostienen que la inédita competitividad en dólares de las oficinas porteñas se explica en parte por la fuerte devaluación que sufrió el peso argentino a partir de enero. Sin embargo, destacan que lo cambiario no es el principal factor.

“Hoy Buenos Aires tiene los precios más competitivos de la región y sólo están un poco por encima en dólares de los valores de una ciudad como la mexicana Guadalajara, que no es capital de país y trabaja básicamente como un centro de apoyo de servicios a las maquiladoras de la zona. Y, sin dudas, en este proceso influye la falta de un clima de negocios que se vive en la Argentina. Igualmente, en el exterior empieza a ganar terreno la sensación de que el país va a empezar a levantar y que en dos años el mercado inmobiliario puede explotar”, aseguró Domingo Speranza, presidente de Newmark Grubb Bacre, la filial local de la multinacional Newmark.

“El mercado argentino de oficinas está estructuralmente subofertado y si se lo compara con otras ciudades de la región se descubre rápidamente que el stock de oficinas está en un nivel muy bajo. Esto hace que los precios de los alquileres no caigan y que se mantenga la vacancia en un nivel reducido aun en momentos como el actual, de baja demanda de parte de las empresas”, coincide Hernán Faigenbaum, director general de Cushman & Wakefield Argentina, otra consultora internacional especializada en el mercado de las oficinas. “La reciente devaluación de la moneda argentina podría intensificar la tendencia hacia la compra de inmuebles como resguardo del valor del capital acumulado en pesos. Esta situación podría generar cierto movimiento en operaciones de compraventa de activos”, aseguran en Cushman.

En promedio, el alquiler de oficinas clase A en Buenos Aires se ubican en los 25,5 dólares mensuales por metro cuadrado. En la región, la única capital que ofrece un valor más competitivo es Lima, con 22 dólares, mientras que en México DF cotiza a 27 dólares y Bogotá llega a los 32 dólares. En otra categoría de precios, directamente, se encuentran las ciudades brasileñas como San Pablo y Río de Janeiro, donde los alquileres superan los 65 dólares mensuales por m2.

“A diferencia de lo que ocurre en Buenos Aires, todos los contratos de locación en la región se pactan en monedas locales y por lo tanto en el último tiempo sufrieron una suba en dólares, acompañando la revalorización de las monedas”, señaló Juan Pablo Gutiérrez, consultor inmobiliario y especialista en el mercado de oficinas. “Si hay una liberación del cepo se puede activar la oferta y la demanda y habría una tendencia a la suba en los precios de los alquileres”, agrega.

La zona más cara de Buenos Aires sigue siendo Catalinas, donde el m2 puede cotizar hasta 30 dólares.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1696388-buenos-aires-con-oficinas-muy-baratas

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora