¿Qué formas existen para comprar una propiedad?

PERSPECTIVA ÑUÑOA METROPARQUE DIA

Comprar una propiedad nueva es un gasto grande que hay que saber administrar. Actualmente, las inmobiliarias ofrecen distintos tipos de procesos de compra para que el interesado tenga más y mejores posibilidades de adquirir la vivienda de la forma más conveniente posible.

Hoy en día se utilizan tres maneras distintas de vender o comprar un inmueble nuevo. Una es la forma tradicional, que es adquiriendo la propiedad una vez construida y terminada, otra es comprando “en verde” y la última manera y la más utilizada estos días es comprar “en blanco”. ¿Qué significa cada una de éstas? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? Te lo contamos aquí.

Compra Inmediata: 

Andrés Ergas, Gerente Comercial de Ralei Grupo Inmobiliario comenta que cuando se compra con entrega inmediata significa que ”el edificio está recepcionado por la dirección de obra de la Municipalidad que corresponda”. Es decir que ya está completamente terminado. “En ese caso el cliente puede recibir el inmueble inmediatamente después de firmar la escritura de compraventa”.

Muchas veces las personas que buscan adquirir una propiedad es porque la necesitan con urgencia, puesto que deben cambiarse de casa rápidamente. Para ellos esta opción es la mejor, aunque como todo en la vida también tiene sus desventajas.

El valor del inmueble debe ser cancelado completo al momento de firmar el documento de compra-venta, lo que muchas veces resulta problemático para el comprador. Ergas explica que “la desventaja de comprar con entrega inmediata pasa por la forma de pago del pie, es decir, el cliente no puede pagarlo en cuotas que en periodos de venta en blanco pueden llegar a ser 24 cuotas o más y, además, el precio de compra siempre termina siendo mayor al precio de venta en blanco y verde”.

Compra En Verde:

Comprar una propiedad en verde significa adquirirla durante el proceso de construcción. “Desde que comienza la excavación de subterráneos  hasta que se levanta la obra gruesa y se finiquitan las terminaciones de la obra”, dice el gerente comercial de Ralei Grupo Inmobiliario.

Andrés Ergas aclara que “tratándose de compra en verde,  la desventaja se traduce en una menor opción de alternativas en cuanto a piso y orientación, puesto que a medida de que avanza la obra van disminuyendo las disponibilidades”.

Compra En Blanco:

La nueva modalidad utilizada para vender proyectos inmobiliarios es la “venta en blanco”. Consiste en adquirir una propiedad en su etapa proyecto, cuando aún no ha comenzado a construirse ni ha sido aprobada.

“Gran parte de nuestros proyectos hoy se vende “en blanco”, es decir, antes del inicio de la obra”, explica Ergas. Esto permite al cliente elegir las mejores ubicaciones y acceder a interesantes descuentos. “Quien compra en blanco,  puede ahorrar hasta un 12%, dependiendo del proyecto, que si compara al precio de esa misma unidad al término del proyecto, ello ocurre por los descuentos que entregamos y la plusvalía que genera el proyecto en un periodo de 2 años”, finaliza el gerente general de Ralei Grupo Inmobiliario.

Así mismo también explica que “los riesgos y desventajas varían según el momento de la compra. Si es en blanco, el riesgo pasa por eventuales cambios que pueda sufrir el proyecto debido a temas constructivos o arquitectónicos, sin embargo, los cambios no pueden variar significativamente”.

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora