Cepo cambiario y mercado inmobiliario

12331743_ml

Los integrantes de las Cámaras que nuclean al sector inmobiliario, coinciden en señalar que en dos años de cepo cambiario han caído un 40% las ventas de propiedades. Es un tema en el que deben actuar las autoridades provinciales para plantearlo ante sus pares nacionales, porque están en juego miles de puestos de trabajo.

La situación había sido avisada en oportunidad de la realización de un congreso que la entidad que agrupa a las Cámaras Inmobiliarias en la Argentina realizó en nuestra provincia. La reunión se efectuó hace más de un año y en ese momento los asistentes coincidieron en advertir sobre los graves problemas por los que atravesaba la actividad en el país.

Plantearon sus inquietudes a las autoridades y centraron su preocupación en el hecho de que el cepo al dólar y la brecha cada vez más amplia entre el mercado oficial y el paralelo, constituían los principales inconvenientes que tenían influencia sobre la retracción en las ventas.

Los directivos de las entidades entienden que las ventas caen en el sector porque los propietarios saben que, si venden, no tienen en claro si luego podrán comprar otro inmueble o realizar otro tipo de inversiones a lo que se suma el hecho de que con los actuales niveles de inflación es escasa la cantidad de gente que se atreve a iniciar la construcción de una casa, en razón de que no sabe en definitiva cuánto le costará y si el presupuesto le alcanzará para llegar al final.

Para los dirigentes, la caída en la actividad había alcanzado al 50%, cifras que fueron aceptadas por el Indec, que reconoció que se trataba de la mayor caída en los últimos 10 años, mientras las fuentes privadas sumaron el efecto negativo que alcanza también al empleo formal. Debe recordarse, a modo de ejemplo, que en noviembre de 2012 la cantidad de trabajadores ocupados en la construcción fue un 8,6% menor que en el mismo mes de 2011, lo que en números concretos significó la pérdida de más de 37 mil puestos de trabajo “en blanco”, con la advertencia de que esas cifras sólo hacen referencia a los empleos registrados, que representan sólo un 40% del total del sector.

Al decir de los funcionarios nacionales la situación, si bien no se ha modificado durante el año en curso, puede alcanzar un vuelco importante para los próximos meses, cuando comience a implementarse, en los hechos, el lanzamiento del plan Procrear que alcanzará a todo el país.
Es muy  factible que ello ocurra y bienvenido sea pero, por el momento, debemos atenernos a lo que está sucediendo y al escenario mostrado por los actores del sector, especialmente de los integrantes de las cámaras inmobiliarias. Ellos han coincidido en señalar que los dos años del cepo cambiario han significado dos años de pérdidas para el sector y hablan de una caída de entre un 30% y un 50% en la cantidad de ventas de inmuebles en la provincia, desde noviembre de 2011 hasta el momento.

El problema afecta también a las propiedades rurales porque los inconvenientes que se plantean con las economías regionales, la caída de la competitividad, la inflación y el dólar desfasado, han provocado que cada vez haya menos interesados en la adquisición de fincas o de tierras para generar una actividad agrícola.

En síntesis, el mercado inmobiliario no es ajeno a los problemas generales que afectan al resto de la actividad económica. Si se mantiene el cepo cambiario, si el dólar continúa desfasado, si se mantiene el ritmo inflacionario y si no se modifican los aspectos que lesionan la seguridad jurídica, la situación no sólo seguirá sino que se profundizará.

Es el tema sobre el que las autoridades provinciales deben advertir a sus pares nacionales con la seriedad suficiente en razón de que están en juego también miles de puestos de trabajo.

 

Fuente: http://www.losandes.com.ar/notas/2013/12/6/cepo-cambiario-mercado-inmobiliario-754659.asp

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora