Escasean Viviendas Nuevas en Santiago

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Encontrar una vivienda nueva en Santiago para habitarla en forma rápida se ha transformado en una tarea prácticamente imposible. La alta demanda y la escasez de terreno han hecho que el stock de entrega inmediata de viviendas, sobretodo en comunas céntricas, sea uno de los más bajos en los últimos años. Más aún, los precios de estas viviendas nuevas – si se tiene la suerte de encontrar una-  son muy altos.

 

Según señala Fernando Param, Gerenete General del Pabellón de la Construcción, en entrevista con Canal 13, señala que una de las razones para la actual escasez de viviendas es que debido a la crisis financiera “en 2009 y 2010 se construyo muy poco, entonces la demanda generalmente se acumula y por eso hemos vivido hoy día un auge en la venta de productos inmobiliarios”. Al aumentar la demanda, los terrenos para construir se han vuelto escasos, por lo que encontrar uno bien ubicado y con buen acceso a servicios y locomoción es hoy difícil y costoso. Esto repercute directamente en los precios finales de las propiedades.

En este sentido, la escasa oferta de viviendas de entrega inmediata ha tenido un efecto inmediato en el alza de los precios de propiedades en verde. De hecho, si hoy mismo se busca comprar una propiedad nueva lo más probable es que ésta se entregue en un plazo no menor a 3 meses, siendo lo más probable encontrar plazos superiores a un año. Esto ha tenido como consecuencia que las personas – al notar la alta competencia por encontrar una buena casa o departamento – está cada vez más dispuesta a comprar propiedades en base sólo a planos e imágenes promocionales, sin siquiera conocer la propiedad físicamente, o incluso la visita de un piloto. Más aún, – aunque suene extraño – ya se vendan proyectos en verde que se ubican en terrenos en los que ni siquiera se ha demolido el inmueble anterior.

Ante la escasez de terreno, la ciudad tiende a expandirse y las personas están cada vez más dispuestas a vivir en zonas más alejadas del centro, ya sea para conseguir mejores precios o simplemente porque debido a su presupuesto no pueden acceder a viviendas en zonas de más alta demanda. Así, el segundo trimestre de este año, el 20% de las ventas de casas se concentraron en Lampa, Quilicura y Renca, seguidas de San Bernardo, Buín y Puente Alto.

Considerando la situación expuesta, lo que hace que la gente busque comprar rápido ante el riesgo de una mayor escasez futura, cabe preguntarse: ¿Estamos frente a una burbuja inmobiliaria en la capital, o es esta alza de demanda algo normal y manejable a largo plazo?. La discusión al respecto ya se comienza a instalar en el rubro inmobiliario.

Fuente: Canal 13

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora