¡Los mejores 10 tips para una mudanza sin estrés!

Blog Rect 1

¿Encontraste el departamento o la casa que buscabas? ¿Ya está todo acordado con tu arrendatario, con el banco, o con quien sea tu contraparte en este proceso? ¡Felicitaciones! Ahora sólo tienes que sobrevivir a la mudanza (uffffff…).

Las mudanzas suelen considerarse como un gran dolor de cabeza. Los que han pasado por una normalmente guardan recuerdos poco amistosos sobre éstas: decenas de cajas y bolsas desorganizadas, cosas perdidas o rotas, mudanceros poco diligentes, días extremadamente largos y noches poco agradables con el nuevo hogar todavía no listo.

Esa claramente no es la mejor forma de empezar una nueva etapa en tu vida. Es claro que mudarse es un stress muy grande y, de hecho, hay evidencia al respecto: según un estudio realizado en Inglaterra, mudarse es una de las principales causas de stress en la población. Una encuesta a más de 2.000 adultos que tuvieron un cambio de casa o departamento en los últimos 3 años indicó que más de un 60% dijo que mudarse es su principal causa de stress, superando otras opciones como empezar un trabajo nuevo, o incluso, terminar una relación amorosa. No es casualidad entonces que el buscador de Google en Inglaterra, al ingresar “mudarse es” (moving is, en inglés), complete la búsqueda con alternativas como “una pesadilla”, “estresante” y “agotador”.

A pesar de esto, la industria de las mudanzas ha hecho poco por facilitarle la vida a quienes necesitan un servicio de este tipo. En primer lugar, la gran oferta de empresas de mudanza, en conjunto con la poca información disponible sobre ellas, dificulta saber quiénes son buenos, no tan buenos, caros o baratos. Además, dada la poca frecuencia con la que la gente se cambia de casa, muchas veces es difícil tener claro cuál es el precio justo a pagar por el servicio que se quiere contratar. A esto se suman todos los problemas que podrían suceder durante el día de la mudanza, algunos ya mencionados anteriormente.

Es por esto que nuestros amigos de Mudango.com, el emprendimiento chileno que está dándole una vuelta al rubro de las mudanzas, desarrolló esta lista de “10 tips para una mudanza sin estrés”. Esperamos que sea de su ayuda. Si ya tienen el departamento de sus sueños y necesitan una mudanza barata y sin complicaciones, o si conocen a alguien que esté pasando por una mudanza, no duden en compartirle este post y recomendarle visitar Mudango.

10 tips para una mudanza sin estrés:

1) Idealmente entre 3 y 4 semanas antes de tu mudanza, ingresa a www.mudango.com para cotizar y elegir de forma clara el presupuesto de mudanza que más se adecúe a tus necesidades. Puedes cotizar online en pocos minutos o agendar una visita de estimación de volumen si consideras que tu mudanza es más compleja.

2) Aproximadamente una semana antes de tu mudanza, obtén el salvoconducto en alguna notaría de tu comuna (la que más te acomode, pero en la comuna de tu hogar actual). Aprovecha este día también para obtener el permiso de la junta de tu edificio/condominio o para notificar al conserje el día de la mudanza, en caso de que se requiera (tanto para el hogar actual como para el hogar futuro).

3) Al menos 24 horas antes de la mudanza, recuerda vaciar tu refrigerador y descongelarlo. Aprovecha este momento también para planificar la comida que tendrás el día de la mudanza. Una buena forma de ahorrar en gastos innecesarios es tener ya preparado algo para la comida del gran día, y así no tener que gastar de más en pizza, sushi u otra comida con despacho a domicilio.

4) Durante el embalaje de las cajas, generalmente un día antes de la mudanza, aprovecha de enumerarlas y anota una breve descripción en cada caja (por ejemplo, anota a qué parte de la casa tiene que ir cada caja). Recuerda no guardar en cajas items de valor como tablets, notebooks o joyas. Estos ítems es recomendable que los traslades tu mismo para evitar inconvenientes.

5) Guarda de manera separada las sábanas, almohadas, etc de tu cama y, si es posible, llévalas tú directamente al nuevo hogar. Así podrás hacer tu cama y tendrás un lugar donde descansar durante el día de la mudanza en caso de que sea necesario, incluso si todavía no está listo todo el desembalaje.

6) Si es posible, guarda también de manera separada elementos básicos de limpieza y algunas bolsas plásticas, para ordenar tu nuevo hogar durante la descarga del camión en caso de que lo estimes conveniente. La empresa de mudanzas se debe llevar todos los escombros asociados a cajas de cartón, slim plástico u otros elementos de protección que hayan llevado ellos, sin embargo, es altamente probable que hayan más escombros y que prefieras ordenar un poco a lo largo del día.

7) Al comienzo de la mudanza, saluda al equipo de mudanceros. Preséntate de manera amable y con una actitud colaborativa. Las mudanzas son en gran parte un trabajo en equipo y el éxito de la mudanza es responsabilidad de todos. Para el traslado de ítems más delicados, observa con detalle que estén adecuadamente protegidos. En caso de que creas que se necesita más protección, recomiéndalo de manera amable y con buena actitud (y lo más importante, sin poner nervioso al equipo de mudanceros).

8) Revisa bien la casa o departamento que dejas antes de que el camión se vaya con tus pertenencias, para estar seguros de que no se queda nada. Si es posible, se el primero en llegar al nuevo hogar para recibir al camión. Asegúrate también de que se descargue todo y no quede nada en el camión al final de la mudanza.

9) Si te cambias en invierno y hay pronóstico de lluvia el día de tu mudanza, analiza la opción de cambiar el día para evitar la lluvia. Si eso no es posible, intenta calzar el horario de la carga y descarga del camión con las horas en las que el pronóstico del tiempo establece baja probabilidad de lluvia. Si esto tampoco es posible, considera un presupuesto adicional para slim plástico, para proteger los ítems más delicados, particularmente sillas o sillones de cuero o de otros materiales que podrían verse manchados por el agua. Este gasto adicional en slim plástico será marginal y muchísimo menor que lo que podría costar la reposición de una silla o mueble manchado.

10) Desembala sólo lo necesario el primer día. Nadie te exige tener la casa 100% lista de inmediato y el cambio de hogar debiese ser (y sentirse como) el inicio de una nueva e idealmente mejor etapa. Por esto, el primer día sólo desembala lo estrictamente necesario y tomate el tiempo que necesites y estimes conveniente para desembalar lo demás. Disfrutarás mucho más del proceso y el inicio de esta nueva etapa será mucho mejor =)

Esperamos que con estos tips, les des una vuelta al cambiarse de casa para ser algo más positivo y llevadero!! ;)

 

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora