Jardín comestible: ¿Cómo construir uno?

Blog Rect - 1 (2)

Cultivar tus propias hortalizas es lejos la mejor decisión que puedes tomar, no sólo te ayudará a ahorrar dinero en comida, sino también te asegurará una alimentación más sana, ya que tendrás conciencia de las condiciones en las que fueron producidos los vegetales.

No es excusa tener poco espacio, ya que hay distintas formas de organizar los cultivos para que se adapten a tanto a espacios pequeños como grandes. Mira estas instrucciones para construir tu propio jardín comestible.

 

1. Elige el lugar

El primer paso para hacer un jardín comestible es elegir el lugar. Pregúntate con qué espacio cuentas: ¿armarás el jardín en la tierra o en macetas? ¿Tienes un patio, un espacio abierto, o tan solo un balcón? Incluso puedes comenzar, si no tienes espacio, plantando algunas aromáticas en macetas para colocarlas en la ventana de la cocina.

jardín comestible- terraza
Jardín comestible en una terraza urbana

 

Puedes hacer un techo verde

jardín comestible- espacio reducido

O un jardín vertical si tienes poco espacio

jardín comestible en patio- qué plantar

2. Elige qué plantar

Una vez que sepas el tamaño y las condiciones que tendrá tu jardín (cuántas horas de sol recibe al día; si estará expuesto a las lluvias, si plantarás directamente en el terreno o en macetas), es hora de elegir las plantas. Si bien puedes hacer que cualquier planta quede bonita, aquí hay una lista de plantas comestibles que también son muy decorativas.

Jardín comestible con lechugas moradas y verdes

Pimientos y chiles: los frutos del pimiento o del chile picante son muy bonitos y llamativos, y la planta puede podarse para mantenerla del tamaño que quieras. Es un bonito detalle para un jardín comestible pequeño; incluso puedes usar los chiles para embellecer una pequeña huerta de aromáticas en maceta.

Pepinos: al crecer como enredadera, el pepino es una planta muy fácil de manipular en un jardín. Puedes hacerla crecer sobre una estructura con la forma que desees.

Tomate: ¡los tomates también son una enredadera! Tienen la ventaja de poder hacerse crecer de muchas formas diferentes, por ejemplo, invertidos, colgando del techo.

Tomates Cherry: son otra gran opción, ya que dan frutos aun cuando la planta es muy pequeña, son decorativos, ¡y deliciosos!

Incluso puedes darle un diseño con las macetas

jardín comestible, ideas

 

Una mesa con una maceta al centro que contiene hierbas

jardín comestible paso a paso

3. ¡Comienza a plantar!

Tanto el jardín como la huerta son trabajos que llevan paciencia y dedicación, y el jardín comestible también lo es. Cuando hayas elegido las plantas, debes pensar si plantarás desde semillas o escogerás plantines, y entregarte a la bonita tarea de cultivar tus propios alimentos, con el agregado de mantenerlos, también, como plantas decorativas.

4. Cosecha y ponte a cocinar

Tener tu jardín comestible será muy gratificante: muy pronto, podrás comenzar a condimentar las comidas con hierbas frescas, tendrás siempre a mano tomate y lechuga para una fresca ensalada, y podrás conseguir también darle toques exóticos a tus platos con tus propias flores comestibles. Con el tiempo, comenzarás a saber qué plantar en cada época y tu jardín será cada vez más productivo.

jardín comestible- diy

 

¿Te gustaría tener un jardín comestible como estos? Ponte manos a la obra y cultiva el tuyo propio y podrás disfrutar de vegetales y frutas caseros.

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora