Siete tipos de tejas que querrás usar en el techo de tu casa

madera

El techo de una vivienda es una de las partes más importantes. Es el lugar por donde entrará y saldrá calor durante el verano, el que recibirá las lluvias en invierno y que coronará toda la estructura de tu casa.

 

Por estas razones es que hemos de elegir muy bien el material con el que queremos hacer nuestro techo. Este post lo dedicaremos exclusivamente a las tejas, material por excelencia para la construcción de techumbres desde tiempos remotos.

 

Las hay de distintos tipos, formas y materiales, clásicas y modernas, pesadas y más livianas. Elige la que mejor se acomoda al diseño de tu vivienda.

 

Tejas de asfalto: Las tejas de asfalto son excelentes aislantes de la humedad gracias a su fabricación en base a asfalto, arena y fibra orgánica. También son resistentes al fuego y a fuertes vientos. Además tienen la capacidad de absorber calor o refractarlo. Vienen en varios colores, los más oscuros se recomiendan para zonas frías donde es mejor absorber calor y las de colores más claros son mejores en zonas calurosas. Están dentro de las más económicas.

 

asfalto.jpg

 

Tejas de fibrocemento: Distinto de las tejas comunes, las de fibrocemento son planchas con forma de teja que se instalan una sobre otra, vienen en distintos colores y texturas. Están dentro de las más económicas del mercado y son excesivamente livianas.

 

fibrocemento.jpg

 

Tejas de arcilla y de concreto: Estas son las tejas clásicas que se ven en la mayoría de las casas antiguas. Las hay en tres formas típicas: coloniales, portuguesas, francesas y normandas. Son pesadas y suelen quebrarse o moverse con sismos o fuertes lluvias o granizos. Estas tejas son las más accesibles del mercado, por su fácil fabricación y su bajo costo.

 

arcilla.jpg

 

Tejas de cobre: A diferencia de las anteriores, éstas tienen un alto costo por lo que adquirirlas es mucho más difícil, pero representan una inversión a largo plazo. Son muy resistentes, no se oxidan, son durables y livianas lo que facilita su instalación. Estas tejas tienen un plus estético y decorativo que le dará al techo de tu vivienda un look especial.

 

cobre.jpg

 

Tejas de madera: Las tejas de madera son típicas en ciudades con climas fríos y bosques, como es Chiloé en el sur de Chile, la patagonia en Argentina o algunos palafitos en ríos y lagos de otros países. Se utiliza por su bajo costo y su aislación, además de haberse vuelto un símbolo de decoración y estilo. Al ser de madera, necesitan de cierto mantenimiento para que no se pudran con el agua o el frío.

 

madera.jpg

 

Tejas de pizarra: Están hechas a partir de rocas. Son siempre planas y pueden tener bordes curvos o rectos. Son más caras que las de arcilla, pero tienen una durabilidad mucho mayor.

 

pizarra.jpg

 

Tejas de acero: La ventaja de las tejas de acero es que son livianas y económicas, resistente al fuego, a la humedad, al granizo, la lluvia y los movimientos sísmicos. Por otro lado, no son tan buenos aislantes, por lo que la base del techo debe tener una excelente aislación térmica si no quiere sufrir de temperaturas extremas durante las estaciones de verano e invierno. Además, su apariencia no es muy estética por lo que podría resultar un poco feo a primera vista.

 

acero.jpg

 

Ahora que ya conoces todas las opciones de tejas que puedes utilizar en el techo de tu vivienda, entonces elige la que más te guste, combine con el diseño y estilo de tu casa, la que mejor se adapte a tu bolsillo o al clima de tu ciudad.

 

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora