Opciones para combatir el frío: Los tipos de calefacción para calentar el hogar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El invierno ya se instaló y estamos sintiendo sus estragos, el frío mañanero y las casas necesitan algo de ayuda para mantener el calor en su interior.

Por eso en GoPlaceIt quisimos ayudarte un poco y reunir los distintos tipos de calefacción que existen para que puedas elegir la que más te gusta y acomoda.

1. Leña: La famosa y clásica chimenea. El calor natural, de hogar, romántico. La calefacción a leña se presenta hoy como chimenea o como las modernas boscas. Ambas funcionan con madera como combustible e irradian el mejor calor, pero tienen en su contra que son muy contaminantes para el ambiente y que en muchas ciudades están prohibidas.

2. Calefacción central: La calefacción central funciona de distintas formas. Un tipo es por aire, mediante un sistema eléctrico el aire se caliente (igual que el aire acondicionado) y se irradia por ranuras en el suelo o pared de la vivienda. Otro sistema es por losa radiante. En este caso un sistema de cañerías ubicadas por debajo del suelo, que conducen agua caliente, irradian calor al piso de la propiedad, propagándose al resto. Este sistema es muy eficiente, puesto que cubre toda la vivienda y el calor al emanar del suelo sube rápidamente calentando el ambiente. Su punto en contra es que es bastante costoso, tanto de instalación como de consumo.

3. Radiadores: De alguna forma también es un tipo de calefacción centralizada, porque se maneja desde un control de mando, los aparatos que se calientan y emanan el calor están a la vista, endosados a la muralla. También funcionan con gas por lo que costo de consumo es alto. Lo positivo es que se pueden instalar en todas las habitaciones y prender de manera independiente, según el uso que se le esté dando al sitio.

4. Estufa a gas: Las estufas a gas son menos eficientes que los otros tipos de calefacción mencionados, pero más económicos. El problema es que producen un calor húmedo que provoca condensación en el aire, producto del frío exterior.

5. Estufa a parafina: Estufas a parafina hay varios tipos. Las clásicas redondas que usaban nuestras abuelitas con una cáscara de naranja encima para evitar el olor, pues el principal mal de esta calefacción es ese, el fuerte olor que expelen. Ahora, existen también estufas a parafina con una nueva tecnología que disminuyen el consumo y el olor. Programables y con un ventilador que ayuda a propagar el calor. Este es el mecanismo más económico de calefacción.

6. Estufa eléctrica: Al igual que en el caso de la parafina, hay varios tipos de estufas eléctricas. Unas más económicas y otras más eficientes. La nueva generación de estufas eléctricas tienen un bajo costo y calefaccionan amplias zonas, mientras que las anteriores son eficientes pero a un costo muy elevado. Lo positivo de estas estufas es que el calor que producen es más limpio.

 

 

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora