Un pueblo congelado en el tiempo en Uruguay (Colonia del Sacramento)

2405840811_93d31df8d2_z

Un rincón que conserva el encanto de otro siglo y la tranquilidad propia de estar en las cercanías del río, logrando una combinación irresistible. Los invitamos a recorrer las calles adoquinadas con pequeñas y adorables casas antiguas en este que es un pueblo congelado en el tiempo, en Uruguay.

Philip Choi

Colonia del Sacramento es el nombre completo pero todos la conocen como “Colonia”, a secas. Queda en medio de la unión de dos ríos, el Uruguay y el de La Plata, en un entorno que ofrece horizontes con ocasos sublimes. Los viajeros no paran de llegar porque lo próxima que está de Montevideo, la capital uruguaya -a 177 kilómetros- y de Buenos Aires.

Josiah Mackenzie

El Casco Histórico es el paseo obligado. Caminar en medio de edificaciones de estilo colonial portugués y español los invadirá no sólo la parsimonia que aquí se respira sino también cierta melancolía por los tiempos pasados. Valga anotar en el itinerario para no perderse de conocer la Calle de los Suspiros, el Faro, las Ruinas del Convento de San Francisco, La Casa del Virrey, La Puerta de la Ciudadela, La Iglesia Matriz y El Bastión del Carmen.

Si lo que buscas es zambullirte en lo que alguna vez ocurrió aquí mismo nada mejor que reservarte unos momentos para ir por los museos, que son 8, un gran número por ser un destino bastante reducido en tamaño. Las temáticas a las que están abocados son de lo más diversas, desde los llamados Portugués o Municipal, a los que versan de lo Indígena o Del Azulejo, entre muchos otros.

Jorge Gobbi

Como les decía, el barrio histórico es la estrella de todo viaje a Colonia. Declarado Patrimonio de la Humanidad desde hace 15 años, se extiende por 12 hectáreas en la zona oeste. Sus orígenes tienen que ver con la diagramación que hicieron de él los portugueses y que, por ese entonces, desafiaba lo acostumbrado por la ley española sobre las Indias Occidentales. Una excepción a la regla histórica y única.

Jorge Gobbi

Ninguna recomendación mejor que dejarse llevar por la sucesión de callejuelas angostas, escuchando los propios pasos sobre las piedras y recreando en la imaginación los tiempos no tan remotos en que ibéricos y portugueses entretejieron su historia aquí. De hecho, Colonia supo ser el primer asentamiento europeo en esta franja rioplatense así como también fue el primer asentamiento citadino de lo que luego terminó siendo Uruguay.

Era 1680 cuando se estableció la Nova Colônia do Santíssimo Sacramento y, tras el correr de los siglos, los estragos del abandono se hicieron patentes. Alguna vez esta ciudad congelada en el tiempo fue escombros y olvido hasta que, por la década de 1960, el afán de hombres apasionados logró convocar esfuerzos para recuperar el barrio antiguo. Gracias a ellos, hoy se pueda tener testimonio de la forma de vida de aquel entonces.

Vince Alongi

Lugares como la Punta de San Pedro, donde se encuentra el faro que data de 1857 y que domina el paisaje desde sus 34 metros de altura, son de esos rincones que imprimen una magia particular a este viaje. No dejes de descubrir, en medio de la muralla del casco histórico y el puerto, la estación de trenes. Recorrer este es un destino no demanda mucho tiempo pues es reducido pero, como bien dice el refrán, lo bueno si breve, dos veces bueno, y así es Colonia. Un pequeño remanso para cualquier alma viajera, que invita a contemplar sin prisas y a mimetizarse con la paz del río y la historia.

 

 

Fuente: http://viajes.101lugaresincreibles.com/2013/03/un-pueblo-congelado-en-el-tiempo-en-uruguay-colonia-del-sacramento/

¡Sé parte de GoPlaceIt, es gratis!

¿Qué estás esperando?

Entrar ahora